El embalaje de un producto es un factor muy importante en la comercialización. La apariencia externa del producto (el paquete) es lo primero que verá un cliente potencial, por lo que puede ser una excelente herramienta de marketing para el producto. De hecho, el paquete de un producto sirve también para múltiples propósitos prácticos.

Protección: El primer y más obvio uso del embalaje es la protección. Protege físicamente los bienes de los daños que pueden ser causados ​​por factores ambientales. Es la protección contra roturas, humedad, polvo, cambios de temperatura, etc.

Transmisión de información: el empaque y el etiquetado son herramientas esenciales para informar al cliente sobre el producto. Transmiten información importante sobre las instrucciones de uso, instrucciones de almacenamiento, ingredientes, advertencias, información de la línea de ayuda y cualquier advertencia requerida por el gobierno.

Conveniencia: las mercancías deben ser transportadas, distribuidas, almacenadas y almacenadas durante su viaje desde la producción hasta el consumo. El empaque hará que el proceso de manejo de bienes sea más conveniente para todas las partes involucradas.

Seguridad: Asegurar que no haya alteraciones en el embalaje de los productos es crucial. El paquete de un producto asegurará las mercancías de cualquier elemento extraño o alteración. Los paquetes de alta calidad reducirán el riesgo de cualquier robo.

Si necesitas material de empaque llama a Codi Empaques.